Análisis del juego Gran Turismo 5

Gran Turismo 5

Muchas primaveras han pasado desde el anuncio de Gran Turismo 5.
Mucho ha llovido desde entonces, en un principio con salida anunciada para 2008, y todavía el juego no estaba en nuestras casas, hasta que, 24 de Noviembre , Gran Turismo 5 saldría al mercado y sería, por fin, una realidad.

Por suerte, en el análisis no influye el tiempo de desarrollo, pero desde su anuncio hasta su salida, los jugadores han podido disfrutar de Gran Turismo 5 Prologue, un título que está destinado a mostrarnos un poco de lo que sería el producto final.

Con tanta espera, es normal y lógico esperar un título sobresaliente en cada uno de sus apartados, tantos años y tanto tiempo daba a pensar que habría mucho mimo en cada detalle que nos encontráramos, por lo que –y no es para menos- las expectativas eran muy altas. Ahora bien, ¿Ha cumplido? ¿Ha valido la pena tantos años de espera?

Jugabilidad

Como era de esperar, Gran Turismo 5 tiene tal cantidad de vehículos que seguramente jamás llegues a conducirlos todos. Más de 1000 vehículos pero, de los cuales muchos han sido rescatados directamente desde Gran Turismo 4 con apenas cambios –exceptuando el nivel gráfico, claro-.

Ocurre lo mismo con los circuitos, muchos de ellos rescatados de títulos anteriores de la saga Gran Turismo y con un nivel gráfico bastante inferior a los nuevos –de eso ya hablaremos en la parte de gráficos-, aunque nos encontramos con un editor de circuitos, pero no es lo que esperábamos, ni mucho menos.

La sensación de ‘azar’ a la hora de editar un circuito es abrumadora, tú no serás capaz de crear circuitos como tal, tú elegirás una serie de parámetros como el ancho o complejidad de la pista pero no se acerca a lo que muchos fans desearían tener, como un editor al más puro estilo ModNation.

Siguiendo con los vehículos, tenemos una serie de vehículos “Premium”, -200, para ser concretos- que tienen una serie de ventajas, que son daños, vista interior, y un modelado y detalle gráfico mucho mayor que el resto de vehículos “no Premium”. Aunque los daños no entrarán en juego hasta que no llevemos unas cuantas horas de juego en Gran Turismo 5 y como ya dijimos, sólo en algunos coches. Aunque a pesar de los daños se nos castigará si cometemos en carrera alguna imprudencia, una especie de “parche” para obligarnos a realizar una carrera correcta.

A pesar de todo, la cantidad de coches es amplísima y tendremos una gran cantidad de modos y eventos que harán que no descansemos ni un segundo. Desde competiciones de Karts, pasando por los desafíos de NASCAR y la cantidad de añadidos que dispone el título, los más fans del mundo del motor disfrutaran como niños con Gran Turismo 5.

Notamos que la física ha sido mejorada considerablemente, incluso más que en Gran Turismo 5 Prologue, nos obligará a mantenernos atentos a nuestro televisor en todo momento, un pequeño despista sería suficiente para rozarnos con alguien y que nos sancionen para que definitivamente la carrera se nos haga cuesta arriba.

Gran Turismo 5 es un juego apto tanto para iniciados en juegos de conducción como para los más expertos. Tendremos una serie de ayudas -algunas ya activadas por defecto en cada carrera- que nos ayudarán en nuestra conducción, los más avanzados y los que quieran tener un control total sobre su vehículo pueden desactivarlas y probar suerte. La sensación de tener todas las ayudas desactivadas y tener que luchar cada posición en todo momento es muy satisfactoria.

El I Congresso Internacional de Ciberjornalismo

En dos días de congreso, especialistas del área discutieron y analizaron el desarrollo del ciberperiodismo y presentaron distintas tendencias bajo el denominador común ‘Jornalismo 3G’. Las presentaciones abordaron cuestiones sobre la formación de los periodistas, sobre la situación del mercado, sobre el trabajo en un medio que demanda conocimientos más variados de formatos, estructuras narrativas, tecnología, buscando un lenguaje propio y diferenciado de los medios tradicionales, que sin ser excluyente, es complementario.

La conferencia de apertura, Congresso Internacional de Ciberjornalismo

“¿Uno para todos y todos para uno? Los medios de comunicación ante la convergencia digital” (Parte IParte II – Parte III – Parte IV), impartida por el profesor Ramón Salaverría, de la Universidad de Navarra (España), y presentada por el profesor Javier Díaz Noci, de las Universidades Pompeu Fabra (Barcelona) y País Vasco, ofreció un panorama del estudio de la convergencia en los cibermedios, así como otros aspectos relacionados con el desarrollo de redacciones convergentes e integradas. Convergencia no es sinónimo de integración, pero sí un proceso multidimensional que incluye la integración como uno de sus eventuales resultados. Presentado este contexto, Salaverría afirmó que en un proceso de convergencia puede o no haber integración, y que el mismo contempla 4 áreas : Contenidos, Profesionales, Empresas y Tecnología.

La primera mesa reunió a distintos ponentes en torno al tema “Desafios da Convergência”. Las breves presentaciones dieron oportunidad a investigadores en distintos niveles de reflexión de exponer sus investigaciones e impresiones sobre experiencias de mercado y sobre el proceso de convergencia en el periodismo.

La conferencia del profesor de la ‘Universidade do Porto’ Helder Bastos, “Ciberjornalistas em Portugal”, fruto de su Tesis Doctoral, proporcionó una visión del perfíl del periodista portugués, así como del mercado periodístico en Portugal, basada en una investigación con 67 periodistas de los 95 que desempeñan oficialmente la función en este país. Los resultados muestran un panorama de estancamiento tanto en la producción ciberperiodística como en la postura de los profesionales ante las potencialidades del medio digital. Esta conferencia estuvo moderada por Ricardo Jorge Pinto, profesor de la ‘Universidade Fernando Pessoa’.

La consciència de classe viatja en un tren de rodalies

(El nostre editorialista estava atrapat en un tren de rodalies abans d’escriure aquestes línies. En les hores foscants que va viure en el túnel de Sants no va poder sinó pensar històricament el seu present, segons l’afortunada frase de Pierre Vilar)

 periodismo
Si algú encara creia que la metàfora de l’estructura i la superestructura marxista era quelcom de real, després d’uns mesos viatjant en els trens de rodalies de Barcelona haurà, com un altre viatger famós, hagut d’abandonar tota esperança. Si la mera experiència determinés l’aparició d’una consciència de classe, un nou fantasma recorreria l’àrea metropolitana de Barcelona, el fantasma del rodalisme.

 
Tanmateix, com recordava Thompson, la consciència de classe és, si se’ns permet l’obvi joc de paraules, el final de trajecte i no pas l’estació de sortida: “la gente se encuentra a sí misma en una sociedad estructurada de una manera determinada (fundamentalmente, en forma de relaciones de producción), soporta la explotación (o trata de mantener el poder sobre aquellos a los que explota), identifica los lazos de los intereses antagónicos, se pone a luchar en torno a esos lazos: en el curso de ese proceso de lucha se descubre a sí misma como clase, llega a descubrir su conciencia de clase. Clase y conciencia de clase son siempre el último y no el primer escalón de un proceso histórico real“. Dit d’una altra manera, suportar el caos dels transports, les deficiències en els serveis bàsics o l’especulació immobiliària no portarà mecànicament a l’assalt del palau d’hivern (sortosament per als partits d’esquerra que ens governen, ja que el palau més proper que es pot assaltar és el de la Generalitat).

 
D’altra banda, més que la presa de consciència per part de la gent (sembla evident que la gran majoria d’habitants de l’àrea metropolitana té clar quins són els problemes que hi ha), allò que bona part de l’esquerra alternativa i radical troba a faltar és la seva capacitat de mobilització (ja se sap que, tradicionalment, aquesta esquerra s’ha atorgat el paper prometeïc de conscienciar la gent i, per tant, no espera que la gent prengui per ella mateixa consciència). Per seguir amb l’esquema de Thompson, sembla clar que un cop suportada l’explotació, s’han identificat els vincles dels interessos antagònics, però, aparentment, la gent no s’ha posat a lluitar entorn d’aquests vincles. De fet, tots els intents de dur a terme mobilitzacions a l’estil clàssic (concentracions, vagues de pagar bitllet, etc.) han fracassat ostensiblement. Fins i tot, comptant amb el suport mediàtic gràcies al mercadeig competencial en què ha quedat això del nou estatut i els interessos publicitaris d’uns partits polítics i altres. Així, per exemple, una concentració davant l’estació de Sants on no hi havia més de cent persones ha arribat a obrir un Telenotícies de TV3, la teva. No es pot dir en aquesta ocasió, per tant, que els mitjans de comunicació no ajudin a crear un consens social, en el sentit gramscià, que incorpori les demandes dels ciutadans
subalterns.

 
Com és possible, doncs, que no es vertebri una resposta
política quan tant les condicions objectives com el combat ideològic semblen propiciar-la de manera evident? Com pot ser que la gent, després de passar-se vàries hores esperant dins de trens aturats enmig de túnels, en andanes massificades i, si són estacions soterrades, patint temperatures tropicals, com pot ser, doncs, que no es llencin en massa a militar en els molts partits, col·lectius, comitès, grupúscles i lligues de l’esquerra revolucionària? O, fins i tot, de l’esquerra ecosocialista i transformadora?

 
És un problema de falsa consciència? És que la gent confia en el
buen hacer dels seus representants polítics? Certament, el percentatge abstencionista mostra clarament la poca confiança en les institucions que demostra bona part de la societat. I no només es tracta d’una qüestió ideològica que afecti a uns determinats partits, sinó que tots ells perden votants elecció rera elecció (almenys des de les generals del 2004, dutes a terme en unes condicions prou excepcionals).

Consejos para recuperar la pasión por los videojuegos – 3

Secunda parte aqui : https://laslucesdeagosto.wordpress.com/2015/01/03/consejos-para-recuperar-la-pasion-por-los-videojuegos-2/

No es ningún secreto que el juego Online nos quita bastante de nuestro tiempo y por tanto es un punto más a corregir, hay que concienciarse que el juego Online no debe influirnos a la hora de desarrollarnos con otros juegos, aquí lo mejor que podemos hacer es alternar ambos modos, y dedicar parte de tu tiempo libre a un modo, y el resto del tiempo al otro modo, quizás podamos darle prioridad al modo Online cuando se conecte un amigo, y dejarlo de lado cuando no haya ningún conocido con quién jugar.

• 4. No te pongas obligaciones

En esta generación en especial con la salida de los logros y trofeos se ha puesto de moda el lograr conseguir la mayor cantidad de logros o trofeos para ir sumándolos a nuestro perfil, es normal que cuando un juego en especial te ha encantado el tratar de acabárnoslo al 100% ( ver Modern Warfare  ) sin dejar ningún punto en descubrir.

Esto entraría dentro de lo normal, pero lo que sí que hay que impedir es convertir esto en una obligación, si hay un objetivo, un reto, un logro, un trofeo, o lo que sea, que lo hagas porque realmente quieres hacerlo y te resulte divertido conseguirlo, no porque te obligues a conseguirlo para sumar puntos a tu perfil.

• 5. Exceso de información

El exceso de información puede ser nuestro mejor amigo o nuestro peor enemigo, muchas veces ver tantos vídeos, imágenes, secretos, detalles, curiosidades de un juego, o incluso parte del argumento del mismo antes de su salida puede ocasionarnos un exceso de información que puede que nos motive (hype) a lanzarnos a comprar el juego el día de su salida pero que luego de tanta saturación no tengamos ganas de continuar (Bienvenidos al marketing).

Informarte y mantenerte al día sobre novedades y sobre videojuegos no es malo (sería como lanzar piedras sobre mi propio tejado), lo que es malo es pasarnos nuestro tiempo leyendo información y datos sobre un juego o discutiendo del mismo en foros y páginas especializadas en vez de estar jugándolo y sacar tus propias conclusiones.
juegos9

żPor dónde empezar?

Si has decidido dar el paso y estás dispuesto a seguir los consejos que hemos dictado y no sabes por dónde empezar, una buena manera de hacerlo es volver a rejugar esas joyas que ya jugaste anteriormente y que sabes que te gustará sí o sí.

Una apuesta segura, un juego que te encante, que disfrutaste como un enano, que sepas que no vas a dejar a medias.

Quizás habría que evitar determinados géneros que sean excesivamente largos (Puede que jugar a un RPG ô a fifa al que hay que dedicar muchas horas haga que acabemos dejándolo también a medias), aunque esto ya es decisión tuya.

Y esto es todo, son cinco consejos muy simples pero que te ayudarán a recuperar esa ilusión que perdiste por los videojuegos, sólo deciros que el paso más importante siempre es y será querer cambiar, dando ese paso ya habéis hecho más de la mitad del trabajo.

Reportaje Hunter : consumir con moderación

Es uno de esos días soleados del invierno madrileño. Estoy en el centro, que bulle con las compras antes de Navidad. Me quito la bufanda porque me estoy asando y de repente veo a una chica, muy divina ella, con unas botas Hunter puestas…. Sí, sí, he visto bien.

moda

 Como ya he dicho alguna vez, para mi es un misterio eso de ponerse botas Wellington cuando no diluvia ni hay varios centímetros de nieve, no estás en pleno campo ni en un barrizal. No lo entiendo. ¿No se hacen incómodas? ¿No llegas acalorada a casa ?

Kate Moss, que es posiblemente ha sido la que desató la fiebre Hunter, se las pone en situaciones relevantes: en su casa de campo en los Cotswolds (por cierto estas wellies que lleva en la foto con Pete Doherty son de la marca francesa Chameau, no son Hunter) o en festivales de música.

Las mancha de barro, que eso es de lo que se trata. La Moss será de todo, pero creo que es bastante consecuente con su manera de vestir.

 Es cierto que Jimmy Choo ha sacado unas muy deseables, en imitación de cocodrilo negro. Y que si se tienen habrá que lucirlas. Pero también hay otras maneras de conseguir ese toque british o campestre sin que se te cuezan los pies. Las botas altas de cordones consiguen ese efecto de estilo campestre. Hay unas en Zara (en la imagen).

 Otra alternativa son las botas Chelsea. Un poco rurales un poco rock and roll. Tradicionalmente muy populares entre los mods en su versión más puntiaguda, este año se están viendo en todas partes.

Las encuentras más redondeadas, altas, bajas, con tacón gordo. Charlotte Gainsbourg las tiene de Balenciaga. Y las de Burberry Prorsum (en la foto) son maravillosas, pero he visto versiones muy dignas en Zara y de ante marrón en Mango.

Estas botas de alpaca y borrego de Topshop,  de exploradora, me parecen cómodas y graciosas.

Quien busque unas botas de agua y esté empachada de las Hunter, Ilse Jacobsen tiene unas muy bonitas.

 Para que no digais que no me preocupo por vosotras…

 Contadme ¿qué uso dais a las Hunter? ¿Os las ponéis llueva, nieve o haga un sol de justicia?

En la convergencia web, ni integración ni desintegración

Cuando afirma el Sr. Calvo de El País que “no existe ningún modelo de éxito de integración física y total” parecería que parte de la premisa, consciente o inconsciente, de observar la integración redaccional como un fin o modelo de referencia al que mirar y no como una mejora continua de procesos internos dentro de la organización periodística.

A mi entender, no existe “un modelo de integración” estándar y aplicable a todas la redacciones por igual. Se trata de un complejo proceso de adaptación que depende de la cultura organizacional del periódico, de sus formas de trabajar y del potencial de cambio hacia la integración de los miembros de las diversas redacciones o departamentos. Y desde luego, no se trata de “acercar las mesas”; compartir un mismo espacio físico o compartir la actualidad con el redactor digital, como sugiere la exitosa experiencia del Sr. Calvo.

Las dudas que siembra la integración en la mayor parte de los responsables de periódicos están basadas en estas sencillas reflexiones: Si decido integrar, ¿cuál es el parámetro de medición de éxito en las operaciones de integración redaccional? Y, si integro, ¿cuál es el espacio de poder que me queda dentro de la organización tras un cambio de estas dimensiones ?

web2

Desde mi experiencia, puedo proponer dos respuestas, al menos para contestar a la primera de las reflexiones ya que para la segunda queda para el ámbito de expertos en la ética profesional.

La primera respuesta está basada en observar el output de la organización: sus productos y servicios informativos, educativos o de entretenimiento. Se trata del análisis del incremento o disminución de los ingresos publicitarios generados por los contenidos publicados “ad hoc” o reutilizados para diferentes canales y audiencias (operaciones convergentes). La segunda, y desde un punto de vista de análisis de actividades, es la medición de la madurez de procesos redaccionales, del nivel de formación y de la gestión de servicios IT en los periódicos que sirven de base para las operaciones convergentes.

Desgraciadamente solo midiendo, se pueden sacar conclusiones para la toma de decisiones. Y solo midiendo, la organización periodística puede conocerse a si misma para comenzar a caminar hacia la convergencia o integración. La convergencia es un proceso de mejora continua organizacional; no una receta o un manual buscado como un Santo Grial hace más de una década.

Ni desde luego, nada tiene que ver con la evolución de las especies biológicas o con la película Kika de Almodóvar como se ha afirmado recientemente (ridiculizando a todos los que investigamos este asunto) desde algunos púlpitos: http://www.youtube.com/watch?v=rBaIcfg4y_k

Para finalizar y a modo de referencia, me permito ofrecerle al Sr. Calvo tres ejemplos de redacciones integradas en pleno funcionamiento y haciendo dinero, que al final, es lo que cuenta en este negocio como en todos.

Daily Telegraph, Londres, Reino Unido en http://www.telegraph.co.uk/
Nordjyske Medier, Dinamarca en http://www.nordjyske.dk/
Österreich, Austria en http://www.oe24.at/zeitung/

PD.: No acabo de entender cuando habla de “piratas digitales”, supongo que serán “periodistas digitales” y el choque cultural entre ambos perfiles profesionales

 

Consejos para recuperar la pasión por los videojuegos – 2

Primera parte aqui : https://laslucesdeagosto.wordpress.com/2013/06/01/consejos-para-recuperar-la-pasion-por-los-videojuegos/

2. No obligarse uno mismo a comprar un determinado juego

Últimamente es muy usual dejarnos llevar por el hype que causa un juego y comprarlo sin pensarlo, bien porque leemos maravillas de él en foros, revistas, web’s, un amigo que te habló de él, o cualquiera de las mil razones por la que podemos dejarnos llevar por ese sentimiento que nos impulsa a comprarlo.

juegos

Es importante tratar de evitar esto, organizarte en tus compras y unirlo al punto uno, decirte a ti mismo que no tendrás más de “x” juegos simultáneamente sin acabar antes de comprarte uno nuevo, con esto lograremos evitar una avalancha de juegos en la estantería con el envoltorio de plástico puesto, además, tu bolsillo lo agradecerá (Al fin y al cabo, cuanto más tardes en comprar un juego más barato puede que lo encuentres)

• 3. Vida más allá del Online

Quién no se ha enganchado nunca al modo Online de un juego, dedicándole horas y horas y olvidándonos del resto del mundo ? Esto puede que no sea malo, si esto no influye en el problema que tratamos, si nunca tienes ganas de jugar a nada más que al modo Online de “x” juego, eso ya es un síntoma más del tema que tratamos.

Esto te lo recomendamos en base a que estás intentando cambiar y estás intentando recuperar esa pasión, si no tienes ningún problema estos consejos no tienen sentido alguno, pero tratar de ver más allá del modo Online es un punto bastante importante.

En este punto se incluyen los juegos masivos online, como puede ser el Starcraft , y también los juegos orientados exclusivamente a su modo Online, como puede ser el Counter Strike, esto sólo es aplicable a aquellas personas que, juegan a estos juegos y dejan de lado el resto.